Invertir en la comunidad (Investing in Community)

The following is an article that was published in
LBA Media Partner La Opinion Newspaper
in the Thursday, May 23, 2013 edition (Áno 87- Número 250).



    Durante su infancia, tanto mi hija como mi hijo participaron en actividades deportivas. Era una excelente oportunidad para hacer ejercicio y disfrutar de los espacios al aire libre. Todos los niños deben tener oportunidades para estar al aire libre y jugar, ya sea como parte de un equipo de deportes local o en un río. Por eso, proteger las montañas y el río San Gabriel ayudaría a alcanzar este objetivo.

    Mi crianza fue en un entorno muy diferente, en Lincoln Heights a finales de la década de 1970 y comienzos de 1980, y comprendo la importancia de ofrecer lugares seguros para que los niños puedan disfrutar de espacios al aire libre para poder jugar. Es por eso que me interesa el plan propuesto por el Servicio Nacional de Parques a fin de crear un área nacional de recreación. Es importante que como comunidad trabajemos para identificar las oportunidades para mejorar el acceso de las comunidades urbanas del Condado Los Ángeles a las Montañas San Gabriel. Necesitamos mejorar los servicios, la seguridad y el acceso para los visitantes, y la conexión de los jóvenes con los espacios al aire libre.

    Desfortunadamente, como informaron los medios de comunicación, la recomendación del Servicio de Parques acerca de establecer un área de recreación “apenas llega a las montañas San Gabriel y el bosque.” La recomendación para el establecimiento de un área de recreación, después de varios estudios solamente incluye los corredores del río urbano junto al Río San Gabriel y al Río Hondo, las faldas de las colinas y el área oeste de Puente Hills. Todo el bosque queda excluido.

    De todas formas, la oportunidad de proteger estos bosques salvajes, cascadas y lechos de ríos y garantizar que el público pueda acceder de manera segura y disfrutarlos pasa a manos del Congreso y de la Casa Blanca.

    Hilda Solís, quien disfrutó de las Montañas San Gabriel durante su infancia, lideró la iniciativa en el Congreso para llevar a cabo el estudio del Servicio de Parques. Como ex secretaria de Trabajo nombrada por el presidente, ahora Solís se encuentra en una buena posición para ayudar a obtener el apoyo de sus antiguos colegas en el Congreso y en la Casa Blanca a fin de defender a las Montañas San Gabriel y a nuestros jóvenes. Espero que la secretaria del Interior, Sally Jewell, que supervisa el Servicio de Parques, se una a la iniciativa de Solís.

    El Congreso quizás no se vea inclinado a actuar según la necesidad de nuestros jóvenes y familias para permitirles acceso a estos lugares, pero tampoco debe dejar de considerar el importante argumento económico.

    De esta manera, proteger a las Montañas San Gabriel y a los ríos sería una inversión en la economía de nuestra cuidad y también en nuetro futuro.

    En los negocios, nunca se dice que “no”. Uno hace lo que debe y está presente para sus clientes. Urjo a la delegación del Congreso y de la Casa Blanca a hacer lo necesario para garantizar la protección de las Montañas San Gabriel y nuestros ríos.

Ruben Guerra, preside la Latin Business Association de Los Ángeles
rguerra@lbausa.com

Newsletter